Plan détox, hora del reset

Plan détox, hora del reset

Llega septiembre y volvemos de vacaciones con energía y una lista de grandes propósitos para encarar la nueva temporada.

Tenemos agendado, la hora con nuestro salón de belleza, para que nos analice el estado de nuestra piel, y nos asigne nuevos rituales de cuidados cosméticos. Por supuesto visita obligada a la peluquería, a nutrir y rehidratar el cabello, después de largas exposiciones solares.

No falta la visita al gimnasio, para establecer qué tipo de actividad es la que más se adapta a nuestras necesidades.

Entre estos y muchos otros propósitos, encontramos la lista de la compra, donde después de una temporada más social, donde el protagonismo recae en la gastronomía, nuestro cuerpo pide un reset .

¿Qué es un plan détox?

Cuando hablamos de planes détox, nos referimos a la limpieza y desintoxicación de nuestro organismo. A través de cambios en la alimentación y en los hábitos, conseguimos ayudar al cuerpo a eliminar impurezas, toxinas y residuos.

Esto nos ayuda a tomar conciencia de nuestra alimentación y volver de manera más sencilla a una dieta equilibrada y saludable. Y así empezar con buen pie la nueva temporada.

Es importante destacar que no solo sentimos beneficios físicos, como mejoras en la regulación del tránsito intestinal, sentir la piel más limpia e hidratada, sino también beneficios mentales, ya que con el cambio de horarios y alimentación conseguimos mejorar la oxigenación cerebral.

¿Por qué deberíamos hacerlo?

Cada día estamos expuestos a un sinfín de tóxicos de los cuales no somos conscientes, no solo hablamos de los exposomas a los que nos vemos envueltos, sino en los propios alimentos, agua que ingerimos. A la larga, puede afectarnos a la salud.

Debemos excluir alimentos ultraprocesados, eliminar refrescos con gas, alcohol, reducir lácteos, aumentar verduras de hoja verde, frutos rojos que nos aportan antioxidantes, cocinar con aceite de oliva extra virgen de primera presión en frío…

Los batidos de verdura y fruta son un gran aliado, ya que facilitan la toma del alimento fresco, donde podemos beneficiarnos de los micronutrientes que nos aportan, vitaminas, minerales…Recuerda que la verdura al cocinarla pierde muchas de las vitaminas y minerales.

Incluir superalimentos, ya sean en polvo para enriquecer nuestros caldos y ensaladas, como en toma de complementos, nos ayudarán a potenciar el proceso y sentirnos mejor.

Apuesta por una vida saludable, no es cuestión de perder peso sino de ganar salud.

Angela Tejedera / Dietista/cosmetóloga