Mantén hidratada tu piel

Mantén hidratada tu piel

¿Cómo saber si tu piel se mantiene hidratada durante el verano?

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y cumple funciones tan importantes como:

  • Protegernos del medio externo
  • Barrera contra infecciones
  • Regula la temperatura corporal
  • Controla el intercambio de sustancias con el medio exterior

Así que no es solo cuestión de estética mantener tu piel hidratada, sino que también es por salud.

¿Cómo afecta el verano a tu piel?

Cuando llega el verano, nuestros hábitos cambian. Pasamos más tiempo al aire libre, cambiamos el tipo de ropa que llevamos, tomamos el sol, nos bañamos en la playa y/o en la piscina…

Todo esto puede provocar lo siguiente en tu piel:

  • Mas pérdida de agua en las capas internar de la piel debido al calor. La evaporación del agua en estas capas provoca falta de elasticidad y flacidez.
  • Se altera la barrera hidrolipídica que protege la epidermis. Lo que se traduce en más sequedad, irritación, tirantez y descamación.
  • Se acelera el envejecimiento cutáneo por la formación de radicales libres de la radiación ultravioleta.
  • Mantener la piel hidratada en verano es tan fácil como seguir estos sencillos consejos.
  1. Bebe agua.

En nuestra piel se encuentra entre el 15 y el 20% del agua de nuestro organismo. Es imprescindible hidratarse desde dentro para mantener una piel más flexible, firme y elástica. Bebe cómo mínimo 1 litro y medio de agua al día.

  1. Crema hidratante.

No te olvides de ella, úsala a diario. El mejor momento para aplicar una loción corporal es después de la ducha cuando la piel está más limpia y un poco húmeda. En este momento los poros están más abiertos y absorben mejor las propiedades de las cremas hidratante a la vez que la retención de agua es mayor.

  1. Exfolia tu piel.

Según pasan los años la renovación celular se ralentiza y aparece más la descamación, que provoca un aspecto más seco y la aparición de arrugas. Esto produce una barrera de toxinas que no deja que la piel se oxigene de una manera correcta. Una exfoliación periódica nos ayudará a eliminar estas células muertas y a la regeneración.

  1. Elige un producto adecuado para tu rostro.

Según tu tipo de piel necesitarás un producto u otro. Nunca utilices las lociones hidratantes de cuerpo para hidratar tu rostro. Te recomendamos incluir en tu rutina de belleza la hidratación del rostro y para este verano te irá genial la Essential Oxygen Ice Cream con su textura ligera que además de refrescarte mantendrá tu piel revitalizada gracias a su aporte de hidratación y oxígeno esencial. Perfecta para aplicar después de un día de verano para una recuperación intensiva y profunda.

  1. Duerme bien

Dormir las horas adecuadas hace que la recuperación del sistema inmunitario sea más óptima. Afecta incluso a la producción de colágeno de ahí la importancia de dormir de 7 a 8 horas al día.

  1. Deja que tu rostro respire

No te vayas a la cama sin limpiarte el rostro. Además del maquillaje que nos aplicamos en el rostro, durante todo el día, se depositan partículas de contaminación y polvo sobre nuestro rostro. Así que antes de ir a dormir utiliza un producto que elimine los restos de maquillaje e impurezas como nuestro Make Up Remover Invorating Emulsion que no altera las pieles sensibles.

  1. No abuses del sol

Los rayos del sol tienen un índice muy alto de luz ultravioleta durante el verano que afectan al crecimiento de las células de la dermis, reducen la elasticidad y favorecen la aparición de envejecimiento prematuro. Por eso lo mejor es no abusar de exposiciones largas al sol y utilizar siempre una protección solar.

Deja una respuesta